«Sentir orgullo ajeno»

Posiblemente, el sentimiento más reconfortante que puedas imaginar…

«Sentir Orgullo Ajeno o padecer el Síndrome del Impostor» son expresiones que, cada día más, aparecen en mis conversaciones. Lejos de que alguien crea que contienen tintes negativos, he de decir que se convierten estas frases en sentimientos que me hacen enormemente feliz y con ello extra motivarme.

¿Por qué esta afirmación? Pues porque todos esos síntomas son buenos cuando el «orgullo no es tan ajeno» o el «síndrome del impostor» es sufrido al verme rodeado de gente mucho más capaz que yo, que además han tenido a bien sumarse a un proyecto que,  si bien inicié en solitario, ahora cuenta con un capital humano impresionante que lo moviliza a una dimensión inimaginable por encima de las limitaciones (las mías las primeras). Por ello esta publicación  está dedicada en exclusiva la presentación al estilo TRL Plus de mis socios:

Thais Glod

Thais Maria Glod Nuñez, es un claro exponente de lo que significa “talento emprendedor”. Socia fundadora de TRL+, quien teniendo la capacidad de impulsar hacia el infinito sus propios proyectos como INNOBOUND, decidió impulsar desde el segundo «0,0» la creación de nuestra empresa en la que aplica todas sus capacidades con la misma ilusión y potencia que le ha llevado a ser digna representante de la reciente publicación de la Guía de #MujeresreferentesdelEmprendimientoInnovador en España.

Con su incorporación al proyecto desde el primer momento, Thais nos organizó, secuenció y delimitó en nuestros objetivos y procedimientos poniendo orden e indicadores en cada uno de los hitos que hemos ido cubriendo. Con talento así no sólo somos imparables, somos eficientes.

Su capacidad de interlocución con el ecosistema investigador (del que ha formado parte de manera notable) y su proyección hacia el mundo empresa que domina de manera magistral es un activo fundamental en TRL.

Tenemos la suerte de compartir nuestro camino con Thais, quien además de una impresionante calidad humana, nos aporta cordura y equilibrio interno y a todos los stakeholders que se sumen al proyecto.

Miguel Rull

Miguel Rull Cullen es uno de esos descubrimientos que se justifican por la pura “serendipia”. Nos cruzamos hace menos de un año a raíz de un tema trivial o no tanto: “Walmart había despedido a sus robots por ineficientes…” y de un comentario suyo ingenioso entorno a esa noticia, pasamos a fundar una compañía TRL+, no sin antes, eso sí, haber invertido desde COREangels Madrid en Transkriptorium que fue la primera prueba de concepto que da lugar al nacimiento de TRL+, ¿Se puede prestar mayor lealtad y demostración de compromiso por el proyecto?

Miguel es uno de esos hombres del Renacimiento, capaz de:  hacer, saber y aprender, lo que se precise para llevar hacia delante cualquier proyecto que se proponga, pero el factor más acentuado que se puede apreciar en él es el respeto y la pasión que siente hacía el ser humano, lo que se convierte en el fundamento de cualquier acción o pronunciamiento en el que participa.

Con una energía y una diligencia indescriptible recurrimos a él para solventar los temas más complejos, su buen criterio es tan apreciado como su capacidad de distribuir su ilusión por esta empresa a cualquiera que se asome a ella.

No en vano es el CEO de Talianz que es una fantástica compañía de Interim Management que está siendo un referente en un sector en crecimiento de una enorme complejidad.

Ignacio del Hierro

Ignacio del Hierro, hace honor a su apellido aportando rigor y conocimientos al equipo de TRL+ en un área que tiene para nosotros una especial relevancia (después de la de contar con los mejores investigadores entre nuestros activos): la Financiera, Administrativa y todo lo que tenga que ver con relaciones con Inversores y Partners en la parte más pragmática pero (siempre hay un “pero”) detrás de ese apellido “Ferro”, como un día me confesó que le llamaban en la escuela (…parece que era un futbolista tan gentleman como contundente) hay una persona con una proximidad, un nivel de empatía y un carisma que le hace “brillar” y que convierta en tarea muy difícil que no te inspire una sonrisa cuando él hace lo propio.

Su trayectoria profesional es impactante, al servicio de compañías que son referencia en los sectores de:  Banca, Grandes Constructoras, Compañías Aéreas, Multinacionales de la Distribución y un largo etc., lo que le convierten es ese tipo de talento que todos queremos tener a nuestro lado cuando en un estructura empresarial de este calibre, buscas lealtad, honestidad, fuerza en el alma y una mente brillante en el cerebro.

Álvaro M. Cabrera

Alvaro Miguel Cabrera. ¿No le conoces, no le admiras? ¡Entonces es que no eres de este Mundo! “Serial Investor, 16x Founder and Social Entrepreneur. High Impact Mentor!”, así se define en las redes profesionales, pero créanme que cualquier definición se quedaría corta ante lo que en persona es capaz de transmitir, en apenas los 30 primeros segundos en los que se presenta a cualquiera.

Nos conocimos durante la pandemia, en una “webinar” de esas que nadie sabíamos montar y estaba presentando a Founders Institute en Valencia, apenas llevaba unos meses en España, venido desde Venezuela, pasando por Panamá, Colombia con una historia impresionante que te hace apreciar el amor, felicidad y pasión por crecer y hacer crecer a todo aquello en lo que se involucra, primero en lo humano y por supuesto en el business. Con él todos estamos aprendiendo mucho y lo más importante, reforzando la expresión y aplicación efectiva de los valores que nos identifican.

Con todos estos componentes y virtudes, lo más habitual en sus conversaciones es escucharle hablar con admiración de: familia, mentores y de sus “hermanos” (término en el que nos agrupa al resto de la Humanidad).

Desde el mismo instante en el que nos conocimos, en cuanto le conté el proyecto TRL+, me dijo “Yo quiero estar en ese proyecto” y 4 meses después es una realidad. Álvaro, es sin duda, un catalizador indispensable para que ahora estemos todos aquí.

Lisardo Fernández

Lisardo Fernández Cordeiro, ¿Qué decir sobre él? En TRL+ todos “volamos igual”, esta expresión sintetiza la frase con la que siempre “sermoneo” a mis socios: “Las aves se reconocen por la forma de volar y con ello se identifican y forman bandadas en las que juntos emprender largos, confortables y ambiciosos viajes a nuevas tierras”.

El nivel de exigencia para formar parte del equipo TRL+ es muy elevado y os aseguramos que cualquier candidat@ ha de pasar una larga y exigente gincana, demostrando sus valores personales y profesionales en un proceso que denominamos internamente “poner al baño María” al candidat@. Pues bien, Lisardo y yo llevamos al “baño maría más de 40 años juntos desde el bachillerato” y os puedo asegurar que no se puede encontrar mejores cualidades como: persona, socio y profesional.

Son muchas batallas libradas juntos y eso no se mantiene amalgamado salvo con “poderes extraordinarios” (los suyos) porque él replica ese carisma con todos lo que tiene a su alrededor percibiéndose en cada propuesta y en cada silencio.

“Empresario, investigador, empresario, investigador y todo al mismo tiempo” y por ello es capaz de agrupar un Universo de Investigadores de talla Internacional que acuden para nuestro provecho, a su primera petición a la hora de evaluar cualquier tecnología.

* * *

Hay más equipo, sí y sólo ellos saben por qué “de momento” no me puedo deshacer en elogios hacia sus carreras profesionales y hacia sus personas, pero pronto todo se irá definiendo en el tiempo.

Deseamos sumar más y más capital humano de esta calidad y esperamos ser capaces de atraerlo porque lo ambicionamos.

Acerca del autor

Luis Morró
Luis A. Morró
CEO-Chief Evangelist Officer en TRL+