Domina tu tesorería, tu balance, tu margen de tus ventas, tu cuenta de resultados. Haz un presupuesto.Tienes que saber:

  • cuánto tiempo puedes aguantar sin vender
  • cuánto te cuesta cada mes abrir la puerta de tu negocio
  • a partir de cuantas ventas cubro mis costes fijos

Domina tus productos, tus servicios, tu propuesta de valor para poder vender bien. Decide en qué mercado debes moverte, quienes son tus competidores, cuales son tus fortalezas y tus debilidades.

Crea procedimientos, escribe un manual de operaciones, de cómo debe fluir todo en la empresa: Hay que conseguir que cada persona que entre en la empresa tenga por escrito qué es lo que tiene que hacer y cómo debe hacerlo.

Trabaja en equipo, delega en personas, confía en ellas, crea un ambiente agradable de trabajo, que el trabajo sea tu hobbie y dejarás de verlo como una obligación.

Domina la tecnología, digitaliza la empresa, que no haya papeles de por medio, puede convertirse en el factor de éxito de la empresa al simplificar todo.

Si no dominas alguno de los puntos anteriores contrata a alguien experto de forma temporal, para que aprendas cómo se hace. No se puede ser bueno en todo y nos jugamos nuestro bienestar.

Acerca del autor

Ignacio del Hierro
CFO en TRL+